jueves, 8 de julio de 2010

Antidemon en ADN: el grupo brasileño de death metal tocó por primera vez en Rosario


Rosario. Fecha del evento: sábado 26 de junio de 2010. En el marco de su segunda gira por nuestro país, la cristiana agrupación brasileña de death metal Antidemon visitó Rosario y brindó un brutal concierto, demostrando pasión y calidad al momento de exponer en vivo su arte. A continuación, una reseña de lo acontecido.


Manteniendo El Honor

Manteniendo El Honor fue el primer grupo en salir a tocar. Estos jóvenes músicos descargaron una potente dosis de hardcore, con un repertorio compuesto por temas propios. Sus influencias se reparten entre grupos pertenecientes a las escenas conocidas como “New York Hardcore” y “Buenos Aires Hardcore”.


The Barmy Army

En segundo lugar, The Barmy Army se subió al escenario y arremetió con una enérgica demostración de hardcore punk/crossover de la vieja escuela, con influencias de la talla de Discharge, The Exploited, The Crucified, etc. Tocaron un puñado de temas propios, algunos de ellos incluidos en su demo “Kalles de Odio”, sumados a una heterogénea variedad de covers, como “Commando” (The Ramones), “La Espada Sagrada” (Riff) y “Destrucción” (V8). Una buena propuesta la de The Barmy Army, cargada de actitud y entusiasmo, sin vueltas.
Debe mencionarse el hecho de que debía tocar una banda invitada más, Demonodecapitología de Paraguay, pero un día antes canceló su participación en este evento.


Antidemon, formación 2010.

Con una concurrencia aceptable dentro del local, Antidemon arremetió a puro death metal de raíces thrash, con matices grindcore y hardcore, notándose su identidad brasileña en el tipo de metal que practican, ya que su sonido puede remitirnos a momentos del viejo Sepultura, Attomica, Claustrofobia y demás agrupaciones del gigante país vecino. Aunque sin dudas, uno de los primeros referentes que surge como comparación al escuchar la obra de Antidemon, tanto en lo musical como en lo ideológico, es Mortification, legendario conjunto australiano de death/thrash cristiano.

Carlos Batista

Antidemon es un trío compuesto por el pastor Carlos Batista en bajo y voz, su esposa Juliana Batista en batería y Luis en guitarra, de reciente incorporación. Estos deathrashers se encuentran presentando su último material de estudio “Satanichaos” (2009), del cual tocaron canciones como “Satã Derrotado” y “Maldito Lucifer”. Completaron su set con temas de sus full-length anteriores, “Demonicídio” (1999) y “Anillo de Fuego” (2003), sonando así “Suicídio”, “Causas Alcoólicas”, “Massacre”, entre otros.

Juliana Batista

Los tres músicos demostraron talento y destreza para tocar en directo, con la actitud y la imagen necesaria para una banda de death metal, sonando extremos, compactos y agresivos. Están en la ruta desde 1994 y han logrado capitalizar de la mejor manera esos años girando por el mundo, desarrollando una buena comunicación con la audiencia, transmitiendo con firmeza y autenticidad su propuesta. Carlos Batista demostró ser un gran frontman, por sobre todas las cosas, respetuoso con quienes no comparten su creencia pero sí su pasión por la música. Esto último es algo que quiero destacar, ya que el propio Batista exclamó llegando al final del show: “No importa si no eres cristiano, lo que importa es que seas auténtico en lo que haces”. Clarito, nada de poses.
Al final del concierto, los músicos se arrodillaron a modo de oración.

Carlos Batista y Luis

Así pasó Antidemon por nuestra ciudad, dejando una satisfactoria impresión. A algunos les interesó más su mensaje, a otros simplemente nos gustó su música. Una conversación que escuché al final del recital resume un poco las sensaciones experimentadas por el público ante la performance de Antidemon (incluso sensaciones encontradas): “¿Estos tipos son cristianos? Como sea, suenan malditos y diabólicos”.


*Todas las imágenes fueron tomadas de sitios oficiales de la banda y de los músicos

1 comentario:

  1. Igual "son todo puto' evangelista'" dirìa el richard

    ResponderEliminar